Martínez, un paso adelante