Dakar: el desafío de la arena ya es una realidad