F1: Mercedes dominó antes del tifón