Un Porsche ganó las 12 horas de Bathurst