Lambiris, la primera referencia