Mendoza ya tiene su reglamento particular