La pole para el campeón