Roca abre el segundo capítulo