Los tres de Citroën para defender los títulos