El DTM recibe a Aston Martin