Ferrari lidera en Monza y Ericsson asustó a todos